Echa un par de gotas de esto en tus uñas; así eliminarás los hongos en poco tiempo.

Si bien es cierto, la apariencia física es algo que debemos cuidar mucho siempre y debemos hacer mucho énfasis en su cuidado. Por eso, cuando observamos alguna anomalía en nuestro cuerpo, no dudamos en consultar al doctor con respecto a ello, cosa que nunca está de más.

No obstante, algo que preocupa a una gran parte de las personas, son los hongos que suelen aparecer en nuestras uñas. A pesar de que se crea lo contrario, este es un problema que afecta a muchas personas y resulta de lo más común encontrar a personas que padecen de estos odiosos hongos.

Es habitual, debido a que se producen por diferentes motivos, siendo el más normal el hecho de que la humedad ayude a que las bacterias se multipliquen y produzcan la aparición de hongos en nuestros pies y uñas. Pero te traemos una solución para ello.

Dentro de la medicina natural, siempre podemos hallar la forma de aprovechar las bondades de las plantas que conocemos. En esta ocasión, hablaremos del orégano y su efecto en nuestras uñas al momento de curar el hongo que pueda haber en ellas.

EL ORÉGANO QUE COMBATE LOS HONGOS.

Son pocas las personas que lo saben, pero lo cierto es que el orégano, aplicado en la zona, puede llegar a sanar ese terrible hongo en tus uñas. Por ello, te hemos traído un remedio perfecto para sanar tus uñas.

Lo único que debes hacer es mezclar en una cucharadita de aceite de oliva, unas tres gotas del aceite de orégano. Esta mezcla, para que pueda tener efectividad, debe aplicarse de manera diaria durante, al menos, unas tres semanas para que te despidas para siempre de los hongos.

ASÍ MISMO, EL ORÉGANO TIENE OTROS USOS, LO CUALES TE ENLISTAREMOS A CONTINUACIÓN:

Es un potente antiinflamatorio.
Ayuda a combatir los microbios.
Combate otros virus, como la gripe.
Combate hongos como la cándida albicans, la salmonella, E. coli, tiña, estafilococos, infecciones vaginales, entre otros.
Mejora el funcionamiento del sistema inmune.
Trata la tos.
Desaparece las infecciones en la piel.
Es un excelente antibiótico.
Su efecto antioxidante, ralentiza el proceso del envejecimiento.
Controla el crecimiento y producción de parásitos intestinales.
Tiene efectos analgésicos, por lo que alivia los dolores.
Es rico en vitaminas C, B, E y A.

Compartir

Comentarios