8 maneras de deshacerte de la hinchazón abdominal sin ningún ejercicio

Hinchazón de barriga: Para decirle adiós a la hinchazón de barriga, debes optar no solo por mantener una dieta equilibrada sino realizar diversos masajes locales de gran ayuda. Acá tendrás una serie de recomendaciones que te permitirá reducir esta condición de manera rápida y sencilla.

Conoce cómo eliminar la hinchazón de barriga

1. Masaje para reducir los gases: normalmente la hinchazón de barriga se da por la acumulación de gases, es posible evitarla mediante un sencillo masaje. Date un masaje en la zona del ombligo, Coloca 4 dedos sobre el, de forma horizontal, De ese punto y sobre el superior, encontrarás el punto exacto que estás buscando, Una vez localizado, deberás masajearlo por 2 0 3 minutos en el sentido de las manecillas del reloj, Te darás cuenta que lo estás haciendo de manera adecuada porque producirás más saliva.

2. Masaje para reducir la retención de líquidos: si deseas reducir o eliminar la cantidad de retención de líquido que estás reteniendo, debes realizar este eficiente masaje, será más sencillo. Toma el ombligo como referencia nuevamente, el punto a trabajar está situado unos dedos por encima del mismo. Ejerce un poco de presión sobre la zona y ve masajeando por 2 o 3 minutos en el sentido de las agujas del reloj y luego, al revés.

3. Masaje para aumentar la actividad intestinal: este masaje en particular es excelente para incrementar la actividad intestinal y evitar el estreñimiento, el cual es uno de los culpables de la hinchazón de barriga. Céntrate en la zona que hay debajo del ombligo, aproximadamente unos 4 dedos por debajo y masajea por 2 o 3 minutos en dirección de las manecillas del reloj y al revés. Este ejercicio favorecerá los movimientos peristálticos y te proporcionará alivio del estreñimiento, aliviando así la zona en cuestión.

4. Bebe agua con limón: beber un vaso de agua tibia en ayunas con zumo de limón, normalizará la producción del jugo gástrico y por consiguiente aliviará tus síntomas de agruras, se trata de una bebida capaz y completamente eficiente para terminar con los eructos y prevenir la formación de gases en el intestino, aparte es rica en vitamina C.

5. Despídete del café con leche al desayunar: esta bebida por las mañanas es una de las más desarrolladas, de hecho si lo que buscas es mantener la salud de tu intestino saludable, lo mejor es desistir de él y optar por otras soluciones más saludables. Esto es debido a que la leche estimula la producción de jugo gástricos e incrementa la acidez, el café tiene un efecto similar al de la propia leche producida por el estómago por lo que, juntos, es peor. Si eres de los que no puedes vivir sin tu respectiva porción de lácteos por la mañana, puedes sustituir la leche por yogur, de modo que las bacterias del estómago puedan digerir la comida.

6. No bebas alcohol con el estómago vacío: hay que tener en cuenta que las bebidas alcohólicas estimulan la producción del jugo gástrico, con el estómago vacío no puedes ingerir alcohol porque desaceleraras el trabajo del propio estómago, dañando las paredes estomacales, cosa que no es nada sano. Aparte de todo, si eres de los que consume alcohol frecuentemente, debes estar consciente que es una bebida que mata la microflora del estómago y del intestino, por lo que, lo más recomendable es ingerirlo moderadamente y siempre con comida en el estómago.

7. Elimina la comida grasa de tu dieta: consumir alimentos grasos constantemente es algo que debe evitarse por completo, hay que tomar en cuenta que la comida grasosa como la comida rápida y los postres azucarados, son alimentos pesados de lenta y difícil digestión, es por ello que toda comida difícil de digerir para el estómago, más gases producirá. Para evitarlo, elimina lo más que puedas o reduce la ingesta de este tipo de alimentos, opta por comidas saludables y una dieta más equilibrada, con mayor ingesta de frutas y vegetales, tu cuerpo no solo lo notara sino que te lo agradecerá.

8. Ingiere alimentos con fibra moderadamente: para nadie es un secreto que los alimentos ricos en fibra son esenciales y recomendables incluso para combatir el estreñimiento pero no pueden ser consumidos en exceso, ya que desarrollan la producción de gases y la distensión abdominal, llegando a dificultar el funcionamiento del intestino.

Compartir

Comentarios