loading...

Si tienes 1 litro de leche, 1 yogur y medio limón, ¡ya estás listo para preparar el mejor queso fresco casero! Muy fácil de hacer!

No cabe la menor duda de que en los distintos supermercados podemos encontrar una gran variedad de quesos, para cuando se nos antoja comer un trozo de este alimento. Sin embargo, no hay nada más sencillo y saludable que preparar tu propio queso fresco. Conoce la espectacular receta de queso casero fresco que te traemos a continuación. Para preparar esta receta de queso casero, tan solo necesitarás tener en casa un litro de leche, un yogur y medio limón ¡Es super fácil!

La receta de queso casero fresco super sana y fácil de hacer.

Ingredientes: Un litro de leche entera fresca, Un yogur natural, El jugo de medio limón, Una gasa de algodón hidrófilo, Un cuenco, Un molde de apróximadamente unos 12 cm de diámetro

Elaboración: Calienta la leche a una temperatura de 90 grados durante 15 minutos. Añade a ella el yogur y el jugo de limón y mezcla muy bien todos los ingredientes. Programa ahora el horno a 90 grados y agrega toda la mezcla dentro del molde, para llevar este al horno durante 2 minutos, hasta que notes que el suero se separa y se vuelve amarillento. Luego del tiempo establecido, coloca la gasa doblada sobre el molde de manera que sobresalga sobre sus bordes. Agrega el molde dentro del cuenco. Ahora vierte todo el contenido del molde sobre la gasa: verás que el suero va cayendo en el cuenco mientras que el cuajo queda en la gasa. Aprieta bien la gasa para que escurra lo máximo posible. Ahora vuelve a tomar el molde y vierte en él el cuajo de la gasa; aprieta muy bien y coloca algo de peso encima (una lata o algo sólido pesado). Coloca en la nevera durante media hora. Pasado el tiempo establecido, saca el recipiente de la nevera y quita la gasa, para agregar al queso algo de sal (si es de tu gusto).

Pone el queso en un molde aparte y deja que repose en la heladera durante al menos unas 8 horas. ¿Qué te ha parecido esta espectacular receta de queso casero fresco? ¡Es muy fácil y te aseguramos que sabe delicioso! Puedes untarlo con pan, galletas e incluso usarlo para la elaboración de tortas, ensaladas y demás preparados. Si te gusto la receta compártela!

Compartir

Comentarios