Aquí te Decimos lo que puedes hacer para que tu Baño se Mantenga Siempre Limpio y Perfumado

Si quieres que tu baño huela delicioso todo el tiempo debes tener en cuenta ciertos aspectos que son fundamentales, además de un delicioso aromatizante. Hoy te enseñaremos cuales son estas claves que no pueden faltar para conseguir tu objetivo, y además te daremos un maravillosa receta casera. Es importante tener en cuenta que debes hacer los paso exactamente como se indican para que puedas tener los resultado esperados, lo mejor de todo es que incluso podrás ahorrar algo de dinero.

Las cosas más importantes:

Los microbios se multiplican rapidísimo en el baño, en tanto que continúa húmedo, prácticamente continuamente. Por consiguiente, es esencial limpiarlo con la mayor frecuencia posible. El sitio en donde se alojan los microbios con más frecuencia es el inodoro y de ahí que es preciso limpiarlo con mucho cuidado. Evidentemente, puedes adquirir productos para limpieza de baños en los supermercados. Mas tienen un problema: son carísimos o bien ineficientes. Con lo que, acá hay otros medios que te sugerimos.

Peligros ocultos

Los fabricantes de productos químicos siempre y en todo momento mientan la eficacia de sus productos, más poquísimos de ellos verdaderamente mientan los peligros que implica su empleo. La mayor parte de los productos que compras en los supermercados son peligrosos, tóxicos, y pueden tener un impacto negativo en tu salud. Los componentes químicos pueden ocasionar enfermedades respiratorias, e inclusive cáncer. Mas todo depende de nosotros, y podemos decidir emplear opciones alternativas naturales y no tóxicas.

Receta útil y natural

Los productos caseros no son peligrosos para la salud y además de esto, son muy simples de hacer en tu casa.

Solo precisará 3 ingredientes:

doscientos gr de bicarbonato de sodio, ½ taza de vinagre blanco, quince gotas de un aceite esencial desinfectante
La preparación es muy simple. Mezcla todos y cada uno de los ingredientes en un recipiente hasta conseguir una textura uniforme. Entonces, haz pequeñas bolas con una cuchara y colócalas en papel. Déjalas secar y endurecer a lo largo de cuatro a cinco horas. Después vas a poder preservarlas en una caja. Para utilizarlo, pone una bola en la taza del inodoro y déjala ahí por cinco minutos antes que activar la cadena. Emplea las bolas múltiples veces por semana para conseguir mejores resultados.

 

Compartir

Comentarios